Ein Beitrag von Lucia Wegschneider (Q2). Dieser Artikel entstand im Rahmen des Leistungskurses Spanisch Q2 Deutsch (Kursleitung: Fr. Schubert).

Aquí en Alemania es evidente que los jóvenes se van a otros países cuando acaban con el “Abitur“. Viajan unos meses para encontrarse a si mismo, para vivir la experiencia y para ganar un poco de tiempo antes de estudiar o trabajar. Cuando vuelven a Alemania se mudan a un propio piso, a menudo lo comparten con otros estudiantes. Después de terminar la carrera los jóvenes buscan y hallan un empleo, ganan dinero, se mudan otra vez, crean una familia y todo eso.
En España, esto no es lo normal. Mucha gente no tiene trabajo y si lo tiene, solo gana muy poco dinero. Los jóvenes no encuentran empleo aunque están muy formados y educados y la situación económica tampoco es la mejor. Hay muchas razones por la gran insatisfacción de los españoles.
Ahí, en el país del sol y de las fiestas, nada es como lo debería ser.
La tasa del desempleo juvenil es tan alta como en ningún otro país de la UE, accede casi al 40%. Por lo tanto, muchos jóvenes se ven obligados a emigrar a otros países, muchas veces se van a Alemania porque aquí hay posibilidades mejores respecto al desarrollo personal y profesional.
Pero también la gente que tiene empleo no se queda ahorrada. Cada uno de tres asalariados o sea 4,5 millones de trabajadores son “mileuristas“ lo que significa que ganan unos 1.218 euros brutos o menos al mes. Es obvio que esto no es suficiente para abandonar la casa de sus padres. Los jóvenes no tienen la posibilidad de independizarse lo que es un problema muy grave.
Hay muchas manifestaciones del pueblo español contra el sistema que no los trata bien. Hay huelgas porque no confían en los partidos políticos y porque quieren influir en las elecciones, manifestaciones contra las rentas inseguras, contra el desempleo y el sistema de las elecciones y contra el estado que no hace nada suficiente para mejorar la situación. Siempre con las mismas reivindicaciones: un futuro con perspectiva.
¿Pero por qué hay todos estos problemas?
El disparador fue la crisis financiaria de los EE.UU. que inició la crisis económica mundial. Por la debilidad estructural de España que estaba encubierto por el boom económico de los años 1994 a 2007 España estaba más afectada de la crisis que otros países. El producto interior bruto bajó del 3,6% y la tasa del desempleo subió al 20%. Los bancos no prestaron créditos y los españoles tenían que ahorrar porque muchas empresas despidieron a su personal y las familias se quedaron sin trabajo lo que tenía la consecuencia que muchos se vieron expulsados de sus casas porque no eran capaces de pagar las hipotecas.
De esta crisis, España todavía no se ha descansado aunque haya muchos fondos de rescate por parte de la UE y recortes como por ejemplo la reducción de días libres.
Informarse sobre la situación actual es muy importante para poder entender la situación general en Europa y España. Se ve que no es tan fácil de encontrar la solución y que es un proceso, nada que se puede cambiar de un día al otro.